Jóvenes esquizofrénicos.

Cada vez los ingresos en Salud Mental son de gente más joven. A veces no tienen ni familia, pero la mayoría de ocasiones es más bien que la familia no quiere hacerse cargo de ellos.
Sencillamente porque les resulta imposible convivir con alguien que se droga, que roba, y que además está en tratamiento psiquiátrico y abandona la medicación, volviéndose, agresivo, desconfiado y hasta peligroso.
Y te ves allí con ellos en medio de su desolación, de su abandono y de su falta de cariño... y sientes la necesidad de protegerles, de ayudarles, de darles esperanza.
Y sales tan llena y tan feliz de allí, que descubres que eso es lo importante,que eso es lo que siempre habías soñado, que nada te llena más que estar con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario